A un año de la partida de Emanuel Ortega

13219979_1075400189186222_677624139_n

Scurnik: “Ema era un trabajador del fútbol”

En mayo del 2015, en un encuentro que disputaba San Martín de Burzaco en el Francisco Boga ante Juventud Unida, el defensor, Emanuel Ortega, de pasado en las inferiores de Banfield, sufrió un golpe en la cabeza, al chocar contra el paredón de contención, que desencadenó en el trágico final. Hoy, 14, a un año de su fallecimiento sus compañeros eligen recordarlo de la mejor manera.

 “Era un pibe fuera de serie, recordarlo de la mejor manera, con Emanuel no es para nada difícil. Un chico muy joven, con una humildad tremenda, venía de Banfield, entró en el vestuario preguntó donde se podía cambiar, situaciones que te muestran un respeto y una educación superlativa, nos sorprendimos mucho. Era un trabajador del fútbol”, expresó Federico Scurnik, capitán del Azul, en charla con el Departamento de Prensa.

De esta manera, aquellos que compartieron momentos con el juvenil lateral, optan por rememorar las mejores vivencias y valorar sus principales acciones.

En ese sentido, el arquero, continuó: “Más allá de recordarlo de la mejor manera, todos los que vivimos la situación junto a Emanuel, es algo que vamos a llevar siempre con nosotros. Por más que uno se aferre a cualquier tipo de creencia nunca vamos a encontrar respuesta, solo queda recordarlo de la mejor forma, elevar su memoria dignificando nuestra profesión y dejar todo como hacía él y, sobre todo, acompañar a la familia en todo momento”.

En esa línea, el referente de los de Burzaco comentó que, junto a dirigentes, estará viajando a Perico, Jujuy (ciudad natal de Ortega) para presenciar una misa en su honor: “Es un poco de alivio el poder viajar y acompañar a la familia. Pese a que es un momento triste la distancia permite relacionarnos de otra manera, alejados del dolor de aquel momento. Cuando pudimos conocer a su gente entendimos porqué él era así, siendo tan joven ya era un señor”.

Quien también se expresó al respecto, y al igual que el Ruso, lo lleva en su remera fecha tras fecha, es Maximiliano Ortigoza, quien afirmó: “Es muy dura la pérdida de un compañero, yo estoy en contacto con la familia. La verdad es un dolor inmenso que uno no se olvida y la manera de homenajearlo es entrenando todos los días, en mi caso en particular llevándolo en la remera en cada partido, es la forma que tengo de expresarme”.

“Era un pibe espectacular, muy humilde, de Monte Grande como yo, compartíamos viajes juntos y la verdad me quedan recuerdos de charlas y momentos muy buenos que compartimos”, sentenció el volante de Sanma.

13227958_10207898189310052_1254413856_n

Departamento de Prensa

Club Social y Deportivo San Martín

San Martin de Burzaco

www.sanmadeburzaco.com